KROKODILE!!!

COCO

 

El caso “Krokodil”
La desomorfina llamó la atención en Rusia en el año 2010 debido al incremento en la producción clandestina de esta droga, muy problemente por su síntesis relativamente sencilla a partir de la codeína.
Esta droga puede ser fácilmente elaborada a partir de medicamentos que contengan codeína, como jarabes para la tos o tabletas, yodo y fósforo rojo, en un proceso que resulta similar a la síntesis de metanfetamina a partir de la pseudoefedrina.
Sin embargo la desomorfina sintetizada de esta forma es muy impura y se encuentra contaminada con varios subproductos orgánicos tóxicos y corrosivos. Posee efectos sedantes y analgésicos Paradójicamente, fue inventada en 1932 en Estados Unidos.
El nombre callejero que se le da en Rusia a esta desomorfina de origen casero es “krokodil”, es decir “cocodrilo”, probablemente debido a una derivación del nombre clorocodida y al aspecto de piel escamosa que produce en muchos usuarios habituales.
Médicos que desde 2010 trataron enfermos en el sur de Rusia, en Ucrania y en Kirguistán, describieron los síntomas de la adicción: “Venas inflamadas, heridas que no cierran, olor persistente a farmacéuticos”, la droga “seca y expone la carne viva, y da apariencia escamosa a la piel antes de disolverla, Provoca gravísimos daños en los tejidos hasta la gangrena, requiriendo muchas veces la amputación de miembros en usuarios de larga duración.
Los adictos a esta droga sólo alcanza a vivir dos años. No más.
Se le llama la “nueva heroína” porque se inyecta, tiene efectos parecidos aunque más fuertes, y sirve como un sustituto barato, incluso las tabletas de codeína pueden conseguirse aún sin prescripción.
El abuso de la desomorfina de fabricación casera fue detectado inicialmente en Siberia central y del este hacia el año 2002, pero desde entonces se ha extendido por toda Rusia y vecindades.
En octubre de 2011 se encontraron indicios de “krokodil” en Alemania.
En marzo de 2013 se encontraron rastros de ella en Argentina.
En octubre de 2013 personal médico en los estados de Arizona e Illinois, en Estados Unidos, reportó cinco casos de pacientes que mostraron lesiones en piel y músculos compatibles con el uso de esta droga.
Alerta en frontera de México-EU por droga come carne ‘krokodil’
Autoridades sanitarias y de lucha contra las drogas en Estados Unidos han alertado sobre el uso de “Krokodil”, una nueva droga que se come a los vivos, en su frontera sur con México, en particular en ciudades como Phoenix, Arizona, y en otras poblaciones que padecen de extrema pobreza.
Phoenix, una ciudad que por un lado tiene uno de los niveles socioeconómicos más altos de ese país, pero por el otro es el hogar de pandillas que se alojan en los barrios de extrema pobreza. Estas comunidades son, por lo regular, pobladas en su mayoría por mexicoamericanos.
Algunas organizaciones oficiales de salud tanto en Rusia como en Estados Unidos han alertado que su rápida expansión no está relacionada con una posible escasez de heroína; es un sustituto barato que llega a zonas de alta marginación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s